02 julio 2012

Inmovilismo de los políticos del PP ante el conflicto minero

El conflicto que rodea al sector minero surgió cuando el Ministerio de Industria, representado por su máxima figura, el individuo Soria, propuso en los Presupuestos Generales del Estado una reducción superior al 65% en las ayudas que el Gobierno concedía al sector para el año 2012. Esos Presupuestos, que machacan a la minería leonesa,  fueron apoyados en el Congreso y en el Senado por la práctica totalidad de los representantes de nuestra provincia, a excepción de Juan Morano, que antepusieron sus intereses personales, de seguir chupando de su puesto, a los de aquellos leoneses a quienes representan que les demandaban un voto en contra.
Ante el estancamiento en el que se encuentra la resolución del conflicto, creo que ya es hora de que los representantes políticos del PP en las cuencas mineras, encabezados por Isabel Carrasco, comiencen a transformar ese apoyo verbal que llevan manteniendo (aunque últimamente se aproxime más a silencio sepulcral), en hechos concretos, que se conviertan en presión hacia el partido a fin de que se busque una solución al problema. Si no es así serán cómplices de lo que el Ministerio, el individuo Soria y los diputados y senadores de las fotografías están llevando a cabo.
Y, a ser posible, rápido, hay muchos compañeros encerrados bajo tierra a los que les será muy difícil recuperarse del sacrificio que están haciendo por nosotros y a vosotros os resultará mucho más difícil explicarles por qué habéis actuado así.